Buceo en agua dulce

buceo

Si eres amante del buceo pero vives lejos del mar puede pasarte que encontrar un lugar donde llevar a cabo tu pasión sea engorroso. Pero debes saber que las escuelas de buceo recurren a ámbitos interior tanto para la enseñanza como para la recreación, dejando las visitas al mar para las épocas de vacaciones.

Los ambientes a los que nos referimos son canteras y diques de agua dulce que son tienen una buena visibilidad y seguridad óptima. La mayor ventaja es la cercanía para los buceadores de diferentes lados.

Pero hay otros factores que convierten a estos sitios en ideales para la enseñanza: fácil acceso de vehículos, aguas protegidas donde practicar el chequeo de los cursos (desde open water hasta técnicos) con una visibilidad relativamente aceptable de no menos de cinco metros en condiciones climáticas buenas, temperaturas agradables, una presencia de fauna cada vez importante por la siembra de alevitos por parte de los operadores, lindos paisajes naturales especialmente acondicionados para poder acampar.

Cuando decidas bucear debes tomar un curso de instrucción, ya que las técnicas te serán útiles. Hay que recordar siempre lo enseñado en las primeras clases de aula sobre la flotabilidad y el principio de Arquímedes: el agua dulce impone un menor empuje que la salada, entonces la cantidad de lastre a usar es un poco menor que en el mar.

Como el ingreso al agua suele darse desde sitios pocos ideales, existe la posibilidad de resbalones, presencia de barro, profundidad cerca de la costa (especialmente en las costas que fueron realizadas con máquinas excavadoras).

Es importante moverse con cuidado para no resbalarse y caer, tampoco es bueno levantar sedimento para no empeorar la visibilidad. Lo mejor es mantenerse a un metro del fondo y aletear muy despacio o usando técnicas que alejen del limo el movimiento de agua producida por la pala. Si la visibilidad fuera menor a dos metros, será conveniente que la pareja de buceadores vaya de la mano o muy próximos entre sí, con una mano al frente protegiendo la cabeza de cualquier obstáculo que no se alcance a distinguir.

La temperatura del agua es otro factor para tener en cuenta. Hay una tendencia a considerar a estos ámbitos no tan fríos como el mar. Pero son de tan o más baja temperatura, por eso en invierno es indispensable el empleo de cascos, guantes y medias o bojas junto con el traje grueso.

Fuente | Weekend
Foto | Fickr – Carlos Marino

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies