Fernando de Noronha

Fernando de Noronha

Este lugar fue divisado por Américo Vespucio en el año 1503, el archipiélago es el Parque Nacional Marino celosamente vigilado por el gobierno brasileño, que no permite que la población permanente supere los 3 mil habitantes limita la presencia de automóviles a unos buggies y camionetas e impone valores altas. Estas reglas sumadas al aislamiento geográfico, hacen de Noronha (Brasil) un destino tan maravilloso como exclusivo.

El recorrido por la isla principal, la única habitada, comienza en la Villa dos Remedios, un pequeño y encantador centro urbano que creció junto aun complejo de edificios de estilo barroco que construyeron los portugueses allá por el siglo XVIII.

La vida nocturna de Noronha es muy poca el plan más elegido es sentarse en mesas iluminadas con velas y pasear por sus callejuelas del pueblo.

Los grandes atractivos de la isla son diurnos y tempraneros. Uno de los lugares imperdibles es la Bahía dos Golfinhos, en el extremo sur de la isla, donde a eso de las 6 de la mañana aparecen grupos de delfines que se acercan a sus costas para alimentarse.

En la caminata por este sendero se avistan numerosas clases de aves, lagartijas y mariposas y también unos pequeños roedores que fueron introducidos en la isla por el ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial. En esta época fue base de operaciones de las tropas aliadas y la armada norteamericana.

Tras un rato de paseo de paseo por la selva, el sendero desemboca en la entrada de la Bahía de Sancho, una playa de arenas blancas y finísimas a las que se accede a través de un corte en un acantilado de roca maciza. Para poder bajar hay que deslizarse por unas escaleras verticales, clavadas en las paredes de roca.

Fuente | Clarín Viajes
Imagen | Fernando de Noroña
Más Información | Brasil Por Descubrir

You may also like...

1 Response

  1. 23 agosto 2009

    […] Fernando de Noronha es un sitio ideal para hacer buceo, en el que con solo meter la cabeza dentro del agua ya es posible encontrarse cara a ara con pelotones de peces tropicales, rayas o tortugas marinas. Las excursiones parten desde el Puerto de Santo Antonio muy cerca de la imponente Fortaleza Nossa Senhora dos Remedios, un fuerte de piedra levantado por los portugueses en los años de la Colonia. Los catamaranes suelen salir muy temprano por la mañana hacia los islotes deshabitados que se encuentran al norte del archipiélago, llamados Ilha Rasa, Sela Gineta, Ilha do Medio e Ilha Rata. Durante la travesía los instructores explican a los novatos las señas y los trucos básicos del submarinismo y animan a todos a lanzarse bajo las aguas. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies