Hotel de hielo, una alternativa original para las vacaciones de Navidad

Hotel de hielo, una alternativa original para las vacaciones de Navidad
Hoteles originales para disfrutar de unas vacaciones diferentes, los hay de muchos tipos, sobre las copas de los árboles o en submarinos por ejemplo, pero pocos son tan apropiados en Navidad como los hoteles de hielo. Estos efímeros establecimientos ofrecen una alternativa de descanso única para quien busque experiencias nuevas.

Los hoteles de hielo se construyen cada año en invierno, ya que desaparecen cada primavera con los primeros rayos de sol intenso. La idea surgió en Suecia cuando unos artístas japoneses crearon una exposición con hielo en Jukkasjärvi. Un año después, un artísta francés utilizó en el mismo lugar, un iglú como sala de exposiciones. Una noche unos visitantes no encontraron habitación en el pueblo y pidieron permiso para quedarse en la sala. Durmieron sobre pieles de reno en sus sacos de dormir, y fueron la inspiración para este tipo de hotel.

Hoy día hay hoteles de hielo en casi todas las zonas pobladas que mantienen temperaturas bajo cero todo el invierno, Suecia, Noruega, Canadá e incluso Rumanía. Cada vez son más elaborados, no tienen nada que ver con un iglú tradicional. Además de habitaciones, tienen salones, bares e incluso lugares de culto y una increíble decoración también en hielo. Las camas son de hielo, pero sobre ellas suele colocarse un somier, una piel y el saco de dormir nórdico. Aún así hay que llevar ropa especial porque la temperatura dentro del hotel no sube de -3 grados centígrados. Es importante leer las recomendaciones que da el hotel antes de viajar, para que la experiencia sea satisfactoria.

Si estás interesado en un viaje de estas características, puedes consultar en tu agencia de viajes, o directamente en las páginas web de los hoteles de hielo, en el original en Laponia, el canadiense o el rumano, por ejemplo.

Si ya has visitado uno de estos hoteles, estaremos encantados de leer que tal fue la experiencia.

Foto | Flickr-bjaglin

You may also like...

1 Response

  1. 12 abril 2011

    […] la noche en estos iglús es algo increíble y confortable. Si tu temor es la posibilidad de pasar frío, no debes preocuparte, gracias a los sacos árticos en los que dormirás estarás más calentito […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies