Leyes curiosas a tener en cuenta al viajar por el mundo

Leyes curiosas a tener en cuenta al viajar por el mundo
El dicho “donde fueres haz lo que vieres” es una sabia recomendación y es que no siempre lo que para nosotros es normal y lógico lo es también en otros lugares y culturas. Cuando viajamos tenemos que tener especial cuidado con las formas, los gestos tienen distintas interpretaciones y pueden meternos en algún apuro. Pero hay normas y leyes que escapan a cualquier intento de razonarlas.

Estados Unidos, como en casi todo, se lleva la palma en este tipo de normativas. La mayoría no se aplican y hay que ponerlas en su contexto, 200 años atrás. Lo que no tiene mucho sentido es que no se hayan derogado, siempre podemos encontrar un fanático que nos multe por incumplirlas. Por si acaso, si vas a Kentucky ten en cuenta que es obligatorio bañarse una vez al año, en Atlanta no se te ocurra atar una jirafa a una farola y si estás en Pennsylvania debes saber que está prohibido cantar en la ducha.

Pero hay otros lugares, que sin llegar a esos extremos, también tienen leyes complicadas de entender, unas más que otras. En Granada (Caribe) no se puede salir de la playa en bañador. En realidad esta no es dificil de cumplir, hay una barrera psicológica entre la arena y el paseo marítimo que a la mayoría de la gente le hace sentir incómodo si no se cubre al salir. Aunque no se aplica, la multa puede ser de 200 euros. En Tailandia puedes pagar 7 euros por ir en moto o coche sin camiseta, por mucho calor que haga.

En Alemania es ilegal quedarse sin gasolina en el coche y también salir de él y deambular por la autovía. Cada una de estas infracciones te costará unos 74 euros, así que mejor llenar el depósito. En Venecia dar de comer a las palomas te puede costar entre 35 y 440 euros y en Francia e Inglaterra te pueden echar del andén de una estación por besar a tu pareja.

Si tu destino es Singapur ten en cuenta que no se permite masticar chicle, alimentar a los pájaros, escupir y no tirar de la cadena en un aseo público. Sólo hay una excepción, los chicles de nicotina son legales pero tienen que ser recetados por un médico, el cual lleva un control de los pacientes a los que ha autorizado. Si has elegido los Emiratos Arabes y tu viaje coincide con el Ramadán, no comas en público de día, podrías terminar en la cárcel.

La mayoría de estas leyes tienen un motivo cultural y las entendamos o no deberíamos respetarlas. Y hay que tener en cuenta que, al menos en España, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

Vía | Tourism Review
Foto | Lulup
Más información | Noticias Interesantes

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies