La propuesta verde de la estación: el madrileño Parque del Oeste

La propuesta verde de la estación: el madrileño Parque del Oeste
Estamos en pleno invierno, y aunque la primavera o el otoño invitan más por sus esplendorosos colores, estamos en una estación más atractivas para dar un buen paseo por un hermoso parque. La nieve de las últimas semanas, el frío que obliga ir a los paseantes abrigados hasta la médula, y los rayos de sol mañaneros que se reflejan en las copas de los árboles y en las hojas esparramadas pintan un paisaje de lo más conmovedor.

En otra ocasión os contamos los secretos del Parque del Retiro de Madrid. Hoy la propuesta verde es el Parque del Oeste, otro de los pulmones de la capital española. Cercano a la Ciudad Universitaria, en este recinto se localiza la mayor concentración de árboles monumentales de la villa: cipreses, chopos, cedros, tejos, tilos, higueras, hayas, bambú… y, no podían faltar, los castizos madroños.

El Parque del Oeste es una de esas bellezas para cualquiera que entienda un poquito de botánica, ya que entre sus raíces esconde la más exquisita colección botánica. Pese a que hace unos meses desaparecieron los carteles que guiaban la senda y animaban al caminante con sus explicaciones, aún así merece la pena dar un largo paseo y observar la abundante flora y las interesantes estatuas que esconde. Las más descabales son las de Miguel Hernández, Concepción Arenal, Jaime I, Argüelles y Simón Bolívar.

Este parque está radicado al noroeste de Madrid, entre el barrio de Argüelles y la estación de Príncipe Pío. Su situación ocupa lo que se conocía como tierra de San Antonio hasta 1893 cuando se inició la construcción del parque. Sin embargo, su inauguración no sería hasta doce años más tarde.

La estatua del general José Artigas da la bienvenida al Parque del Oeste en su entrada cercada al tan intenso de idas y venidas de gente, intercambiador de Moncloa. Caminando se llega a la primera plazuela, cerca de la cual se encuentra el ginko más impresionante de todo el recinto. Un árbol que no deja indiferente a nadie por su enmarañado entramado de ramas.

No muy lejos de éste se encuentra un escudo tallado de la ciudad que sitúa al caminante. La rosaleda y el estanque completan su fisionomía. Como detalle para los curiosos, en el Parque del Oeste se pueden ver algunos búnkeres utilizados durante la Guerra Civil española. Un pedacito de Historia en este vergel urbano.

Foto | losmininos en Flickr
Más información | España por Descubrir

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies