El regateo, donde fueres haz lo que vieres

El regateo, donde fueres haz lo que vieres
Según la Real Academia de la Lengua, regatear significa “debatir el precio de algo puesto en venta”. Hay muchos lugares en el mundo en los que la costumbre es poner un precio elevado a los productos para que el cliente entre en el juego del regateo. Es un uso local que debemos respetar, amablemente, para intentar conseguir un precio justo por lo que queremos comprar. En muchos sitios está mal visto no hacerlo.

Lo primero de lo que deberíamos tener una idea es del precio real del artículo. Si tenemos interés por algo antes de empezar el viaje, podemos consultar en internet o, si se vende, en los comercios de nuestra ciudad. Una vez en el destino podemos mirar en las tiendas del hotel, que siempre tienen los precios más elevados, preguntar al personal, y pasear mirando precios antes de decidirnos a comprar.

Una vez decididos debemos tomarlo con calma y buen humor. Si le caemos bien al vendedor será más flexible que si empezamos con mala actitud. Calcula mentalmente cuanto estarías dispuesto a pagar y comienza con una cifra inferior, así tendrás margen para negociar. Piensa bien la cifra que das porque, una vez dado tu precio mínimo sólo podrás subirlo. Ten en cuenta que el vendedor es quien tiene experiencia y dificilmente vas a comprar por debajo del precio que él quiera.

Ten cuidado con la ayuda espontánea que puedan ofrecerte, al final podrías tener que pagarle una comisión. No entres en el juego por diversión, hazlo sólo si de verdad estás interesado en la compra. Si no llegaís un acuerdo despidete amablemente y vete. Puede que el vendedor te deje ir, entonces sabrás que ofrecías muy poco o que te llame, lo que te permite seguir negociando.

Una vez acordado un precio debes pagarlo, has hecho un contrato verbal. Si ya has comprado no mires más, ni le des más vueltas. La sonrisa del vendedor te indica que podrías haber forzado más, pero si lo piensas fríamente has comprado mucho más barato de lo que hubieras hecho en tu casa. Has comprado lo que querías, a buen precio y has disfrutado compartiendo una experiencia cultural. La próxima vez lo harás mejor.

Foto | Flickr-Gema Campos Hernando

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies