La ruta de los quesos de Asturias (España) (II)

La ruta de los quesos de Asturias (España) (II)

Continuando con nuestra ruta de los quesos por el Principado de Asturias, hacemos una parada para conocer el queso de Los Beyos que destaca por su gran variedad. Se hace, al igual que los anteriores con leche de vaca, no obstante también se emplea la de la cabra y la de oveja de manera independiente.

Se produce en el macizo occidental de los Picos de Europa, en la cuenca del río Sella, en las poblaciones situadas en el gran desfiladero de Los Beyos, tales como Ponga o Amieva. Este queso es pequeño y se puede elaborar a partir de leche pasteurizada o cruda. En función de la materia prima que se emplee, el producto final tendrá unas características específicas.

Todos ellos tienen una corteza fina y rugosa, así como una textura firme y desmenuzable al corte. Los sabores y aromas más variados dependen de las variedades, siendo más suaves los elaborados a base de leche de vaca.

Las montañas de Onís favorecen la creación de otra variedad de queso, uno de los más antiguos de Asturias, el Gamonéu que aún se elabora en las madajas de los puertos y se sirve de las cuevas naturales para el proceso de maduración. Hay dos tipos de Gamonéu: el del Puerto que se hace en las cuevas y sólo durante la primavera y el verano; y el del Valle que se produce en las queserías al pié de las montañas. Se caracteriza por el sabor ahumado final provocado por el humo de la madera del brezo en sus dos meses de maduración.

Culminamos el viaje con el queso que tiene más renombre del Principado de Asturias, el queso de Cabrales producido precisamente en la localidad de la que coge su nombre y en Peñamellera Alta. Este queso se presenta envuelto en papel de aluminio verde y se suele comer bien como entrante de los platos o como postre. Hay quien lo pone de acompañamiento a carnes y pescados.

El Cabrales tiene un proceso de maduración de entre tres y seis meses en cuevas naturales con condiciones de humedad de entre el 80 por ciento y el 97 por ciento, y una temperatura de entre ocho y 12 grados. Son precisamente estas características las que hacen de este queso una producción natural y espontánea de los hongos Penicillium que causan las típicas manchas azules de este queso.

Fuente | Origen
Foto | ColdBacon
Más información | España por Descubrir

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies