Soportar a bebés y niños durante el vuelo

Soportar a bebés y niños durante el vuelo
Cuando viajas no sabes quien vas a tener cerca, es una lotería y dependiendo de lo largo que sea el viaje puede convertirlo en una pesadilla. Es lo que piensan algunos pasajeros de avión sobre los bebés y niños. Algunos incluso afirman que se les debería prohibir viajar en avión, entre otras cosas como entrar en teatros, restaurante u hoteles. Hace unos días en CNN informaban que a un pasajero le habían expulsado del avión por su hedor y el debate derivó en los niños y el comportamiento de sus padres.

Aunque muchos pasajeros entienden que son niños y que si el viaje es largo y cansado para un adulto más lo es para un pequeño, otros son inflexibles. En este último grupo hay propuestas como que algunos vuelos sean sólo para adultos, o que se reserve una zona de la aeronave para familias. En lo que casi todos coinciden es en que si los padres se están esforzando por controlar al pequeño, la molestia es menor y sentimos cierta lástima o simpatía por ellos.

Si te ves en la situación de tener un niño molestando todo el vuelo, dándote patadas o chillando sin cesar, quizá te ayuden estos consejos que dan los expertos en CNN:

  • Si los padres no reaccionan ante el comportamiento del niño, es mejor que lo comentes con una azafata para que les diga algo. Suele ser más efectivo que decirlo tu mismo.
  • Si un niño está dando patadas en tu asiento, ignórale las dos o tres primeras veces, lo normal es que se canse y pare. Si continúa intenta decirselo tranquilamente a los padres, sin que se note tu enfado. Serviría algo como: Quizá no te has dado cuenta pero tu niño está pegando patadas en mi asiento, ¿podrías pedirle que pare?.
  • Mirar a los padres no siempre funciona, algunos pasan tanto que no se darán por aludidos.
  • Dale a los padres el beneficio de la duda, que un niño suba a un avión no implica que vaya a comportarse mal.
  • Utiliza los auriculares para intentar olvidar el llanto del bebé y piensa que si a tí te desquicia, a sus padres, si son normales, más aún. A la preocupación por lo que puede pasarle al pequeño y los nervios por calmarle, se une la ansiedad por estar molestando.

Si alguna vez has tenido dolor de oídos puedes imaginar lo que estará pasando el bebé que llora, ponerse en su lugar no es tan complicado. Los niños son una parte de la sociedad, todos lo hemos sido en algún momento y muchos somos o seremos padres. Debería ser cuestión de paciencia, comprensión y educación.

Vía | CNN
Foto | Flickr-Meer

You may also like...

1 Response

  1. 3 abril 2011

    […] que ser graciosa podrá generarle problemas afectando su imagen, en primer lugar por usar a los peques, discriminándolos para una broma así y en segundo lugar porque ni siquiera se molestaron en […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies