Un tema polémico: prohibición de niños en hoteles y restaurantes

Niños viajando

Cada vez son más los hoteles y restaurantes que prohíben la entrada de niños, para muchos esto es tomado como una medida discriminatoria, pera otros es una estrategia de marketing.

Hasta hace poco tiempo era una moda, ahora se ha convertido en una opción consolidada, ya son muchos los sitios en donde sólo se permite el ingreso a adultos y se vetan a los niños. Normalmente son considerados como lugares en donde los clientes quieren tener tranquilidad o algún servicio exclusivo que es apto unicamente para adultos.

Un claro ejemplo de ello son las tres compañías asiáticas en las cuales pagando un poco más se puede acceder a zonas del avión libres de niños. Si bien esto es un beneficio para quienes no quieren oír berrinches también es bueno para las familias con pequeños que ya no tienen que soportar la mala cara de un adulto al ver a los niños llorar.

La medida es un tanto polémica, se pueden escuchar muchas voces a favor y otras tantas en contra. Jorge Cardona, miembro del Comité de Derechos del Niño de las naciones Unidas y catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Valencia señaló que: “Es una clara discriminación injustificada y una violación del artículo 2 de la Convención de Derechos del Niño y de cualquier otro pacto, convenio o tratado de derechos humanos”.

Muchos sitios, al ser criticados, remarcan su derecho de admisión para vetar a la entrada de los niños, pero en muchos casos no se tiene en cuenta que este derecho debe tener una causa justificada y objetiva. Al respecto Cardona señala: “En un avión, por ejemplo, las personas que se sientan en la zona de emergencia deben ser adultos con una forma física y que conozcan el idioma de la tripulación, por si ocurre un problema. Tampoco una persona de más de 120 kilos puede sentarse en los asientos de las filas de atrás que son más estrechos. Estas son causas objetivas, pero no se puede restringir por raza o sexo o edad. Cuando una compañía aérea dice no acepto niños no puede decir que es porque molestan. Tampoco los hoteles. Se pueden ofertar hoteles menos amigables con los niños, porque no permitan ruido y, por ejemplo, expulsen al que eleve la voz. Pero no se puede decir que los niños no entran”.

Vía | ABC
Foto | Flickr – Fermin

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR