Viaja a Kioto y conviértete en geisha por unas horas

Geisha de Kioto

Kioto es una de las ciudades más importantes de Japón, de hecho hasta 1868 cuando el gobierno se trasladó a Tokio fue la capital del país nipón. Rodeada de montañas, esta población alberga un enorme patrimonio cultural, motivo por el que no fue bombardeada en la segunda Guerra Mundial.

La Unesco declaró, en 1994, patrimonio de la humanidad a 13 de sus templos budistas, tres santuarios sintoístas y la fortaleza de Nijo. En este centro cultural de Japón, ha sido desde siempre uno de los núcleos más importantes para las geishas, las artistas tradicionales de este país cuyo origen fue el de profesionales del entretenimiento para los hombres.

Llama la atención que en un principio la mayoría eran también hombres mientras las cortesanas eran las que hacían los favores sexuales. Con el tiempo, algunas geishas también contemplaban el entretenimiento sexual.

Hoy en día Kioto conserva una fuerte tradición de las geishas manteniendo dos de los más prestigiosos distritos de geishas de toda la vida: Gion y Pontocho. Las que viven en esta zona son conocidas como geiko. Las aprendices siguen llamándose maiko y viven en las tradicionales okiya hasta que ya están listas para seguir por sí mismas.

Tradicionalmente, las geishas se iniciaban en su aprendizaje a muy corta edad. Hubo épocas en las que incluso las niñas eran vendidas a las okiyas para que aprendieran el arte de una geisha y propiciarle así un futuro. A veces, estas niñas trabajaban de criadas o asistentes de las más experimentadas hasta que se iniciaban.

Hoy en día, las aprendices no empiezan hasta que no han completado los primeros años de secundaria o los estudios superiores. Entre sus facetas como geishas está saber tocar distintos instrumentos tradicionales japoneses, realizar la ceremonia del té, el ikebana (arreglos florales), bailes costumbristas, literatura y poesía.

En el distrito de Gion en Kioto puedes sumergirte en su mundo por unas horas ya que hay algunas okiyas que aceptan que entres a conocer cómo viven las maikos. Eso sí, para ello tienes que vestirte como ellas y comportarte con un respeto exquisito. Te costará unos 90 euros aproximadamente.

Los visitantes también pueden encontrarse por la calle con algunas maikos que van o vienen de alguna cita. Se las contrata para asistir a fiestas y encuentros, normalmente, en las casas de té o en restaurantes japoneses. Si quieres contratarlas tendrás que ponerte en contacto con el sindicato de geishas que mantiene el horario de cada una y cierra sus citas.

Foto | Mellow Monk’s Grean Tea Blog
Más información | Japón Por Descubrir

You may also like...

1 Response

  1. 29 octubre 2010

    […] de viajes rezaba: “Acompaña a Dragó en un viaje por la capital cultura y espiritual de Japón: Kioto“. Viaje cancelado de forma fulminante tras el escándalo protagonizado por ese señor en los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies