Polémica por el trato de Easyjet a los discapacitados

Polémica por el trato de Easyjet a los discapacitados
Easyjet está siendo investigada por la Dirección General de Aviación Civil de Francia, a instancia del Gobierno del mismo país, por su política de admisión de pasajeros con movilidad reducida en sus vuelos. En los últimos dos meses, han sido tres los pasajeros que han denunciado no haber sido admitidos a bordo de un avión de esta aerolínea, por ser discapacitados y no llevar acompañante.

La empresa especifica en sus requerimientos para viajeros con movilidad reducida que si viajan sólos: Debe ser capaz de entender y reaccionar positivamente a las instrucciones de nuestro personal y debe ser capaz de satisfacer sus necesidades personales potenciales y cuidar de su bienestar durante su viaje. Explican que la legislación vigente les permite rechazar una reserva si la seguridad y el bienestar del pasajero u otros pasajeros pueden correr peligro.

La semana pasada un cliente parapléjico no pudo embarcar por ir sólo, ni siquiera habiendo especificado su situación al hacer la reserva, ni cuando otro viajero se ofreció a figurar como su acompañante. Easyjet explica que “Las medidas de seguridad europeas exigen que todos los pasajeros de un avión puedan ser evacuados en 90 segundos, por ello easyJet requiere que todos aquellos pasajeros con movilidad reducida viajen con un acompañante”. Continúan explicando que en caso de emergencia un tripulante no puede dedicarse en exclusiva a un pasajero, porque eso comprometería la seguridad de otros.

Dominique Busserau, secretario de Estado de Transportes francés, ha anunciado que puede haber sanciones contra la empresa, ya que, “EasyJet no puede escudarse detrás de los reglamentos de seguridad para rechazar el embarque de viajeros con dificultades de movilidad”. Afirma que en estos casos las aerolíneas deben dar facilidades.

En las especificaciones de Iberia para personas con movilidad reducida figura claramente que quien no sea autosuficiente debe ir siempre acompañado, ya que la empresa no presta a bordo asistencia sanitaria, higiénica o de seguridad. Sin embargo, el pasajero que no pudo embarcar en Easyjet sí pudo volar sólo con Air France.

Probablemente esto se solucionaría mirando un poco más allá de la gestión empresarial, y facilitando el viaje a un acompañante con una tarifa simbólica, e incluso como un servicio de la aerolínea. Las compañías aéreas se ponen de acuerdo para cosas mucho más complicadas, será cuestión de que alguna lo proponga.

Vía | El Economista
Foto | Flickr-Wexdub

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies