Rainbow Warrior: un buque muy especial

un buque ejemplar

Desde hace algunos días el buque Rainbow Warrior se ha vuelto popular y todos hablan de él. Hoy queremos contarte la forma en que tratan los residuos, método que puede servir de inspiración para que otros vehículos no contaminen nuestro planeta.

El Rainbow Warrior III que se vio estos días por Barcelona y que recorrerá diferentes países cuenta con una gestión de residuos sólidos que recaen en un marinero de cubierta denominado garbalogist (de garbage, que significa basura en ingles).

Este Buque, nueva adquisición de Greenpeace, tiene 57 metros de eslora y dos mástiles en el que se agregaron diferentes tecnologías que buscan proteger el medio ambiente. El costo del mismo alcanza los 22 millones de euros y para comprarlo se emplearon diferentes donaciones de miles y miles de instituciones

Uno de sus objetivos es navegar la mayor distancia posible mediante el uso del viento, además cuenta con un motor de propulsión diesel eléctrica que emplea el motor para suministrarse de agua caliente

Los barcos cuentan con un problema grave que deben revertir, el mismo se relaciona con los restos de basura que son tirados al mar, entre estos restos encontramos aguas fecales, restos de hidrocarburos, plásticos o basura sólida. Afortunadamente en la actualidad se ha creado en Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques, que es un instrumento legal que regula los vertidos en el mar que realizan las diferentes embarcaciones

En cada uno de los países que llega el buque se tiene una legislación distinta por lo cual se deben conocer todos los casos y adaptarse a ellos, pero estando a bordo se separan los residuos en siete recipientes diferentes, de acuerdo a su origen. Y al llegar a la tierra firme se debe buscar los sitios adecuados para tirarla, una tarea que en ocasiones se vuelve complicada.

Vía | Blog El País
Foto | Flickr – Rianfit

You may also like...

1 Response

  1. 15 enero 2012

    […] era diversión y placer para los 3200 pasajeros y para los mil tripulantes del Costa Concordia. El buque había zarpado hacia apenas dos horas del puerto de Civitavecchia (a pocos kilómetros de Roma), […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR