Síndromes psicológicos turísticos

Síndrome de París
Todos hemos oído hablar de algunos males físicos que son frecuentes entre los viajeros. El síndrome de la clase turista o la diarrea del viajero serían los dos más destacados. Pero la mente también puede afectarse con los viajes y distintas ciudades dan nombre a varios síntomas menos conocidos y más curiosos. Algunos de ellos son:

El Síndrome de París. Afecta sólo a turistas japones que viajan a la capital francesa. Del millón de viajeros de esta nacionalidad que recibe París al año, enferman unos 12 por este síndrome, lo que ha provocado la creación de un servicio especial en la Embajada para atenderlos las 24 horas del día e ingresarlos o repatriarlos si es necesario. El síndrome es un conjunto de síntomas psiquiátricos causados por el fuerte contraste entre las expectativas del viajero y la realidad que encuentra al llegar a París. El choque cultural es muy fuerte y la ciudad no es como la presentan las películas. El paciente puede sufrir alucinaciones, manía persecutoria, ansiedad y taquicardia entre otras. Lo más significativo es que no había sintomas preexistentes y que todos desaparecen al volver a casa.

El Síndrome de Florencia o de Stendhal. Este nos sonará a todos por el anuncio de un coche de hace un par de años. Podría definirse como una sobredosis de belleza. Es un mal psicosomático que provoca palpitaciones, vértigo, confusión e incluso alucinaciones cuando una persona se expone obras de arte de especial belleza o aun número elevado de ellas. Stendhal definió su sensación así: “Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme”. No es exclusivo de esta ciudad pero sí donde más parece suceder, especialmente en la Galeria degli Uffizi.

El Síndrome de Jerusalem. Este es otro síndrome localizado en una ciudad, en este caso debido a un exceso de religiosidad y misticismo. Afecta a suficientes turistas como para que el hospital Eim Karem tenga un departamento de psiquiatría dedicado a extranjeros que presentan este síndrome. Los síntomas son los de una psicosis o un trastorno disociativo histérico. Los pacientes crean una nueva personalidad, generalmente del Antiguo o Nuevo Testamento, que cuando se curan no son capaces de recordar. Aunque hay discusión al respecto se considera que la mayoría de los afectados estaban sanos antes de llegar a Jerusalen, y se curan al poner distancia. Afecta a las tres religiones principales por igual y el lugar con más casos es el Muro de las Lamentaciones.

Si viajas a alguna de estas tres ciudades y te sucede algo parecido a lo narrado, al menos sabrás identificarlo. Y si te ha sucedido y quieres contárnoslo, nos encantaría leer tu experiencia.

Vía | Muy Interesante
Foto | Flickr-JanneM

You may also like...

3 Responses

  1. JOSE MANUEL MARTÍNEZ JIMÉNEZ dice:

    Hola Belen,

    Te envie información de otros síndromes y no he recibido respuesta.
    Me interesa saber si lo consideras parte de lo que estas trabajando o no en relación al turismo. Soy un estudios de estos temas y si quieres puedes publicarlo en mi web: http://www.diplomatur.com

    José Manuel Martínez

  2. Belén dice:

    José Manuel, gracias por la información, pero los textos no eran originales y por ello no podemos publicarlos. La diferencia entre los síndromes de los que hablo en el artículo y los que tu envías es que los primeros son consecuencia del viaje, y los segundos de un traumatismo o accidente vascular.
    Tienes una web muy interesante, enhorabuena. Un saludo

  1. 30 enero 2012

    […] al visitar sitos donde vivió Jesús o relacionados a su religión, aunque suene raro esta conducta puede volverse una enfermedad y en algunos casos las consecuencias son […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies