Viajar sin reserva es más barato, desmontamos este veraniego mito

Viajar sin reserva es más barato, desmontamos este veraniego mito
Aunque cada vez está menos extendido, todavía hay mucha gente que piensa que la forma más económica de viajar en verano es hacerlo sin reservas. Llegar al destino, buscar un alojamiento, sea un hotel o apartamento y comparar precios entre los que haya disponibles. Se basan en que a última hora preferirán alquilar a un precio menor que dejarlo vacío. Sin embargo hay dos fallos en este razonamiento.

Por un lado existe, aunque mucha gente no lo cree hasta que lo experimenta, la ocupación al 100 por ciento de una localidad. En determinadas fechas de verano, arriesgarte a viajar sin reserva puede suponer que termines durmiendo en el coche o en la playa, y que hayas perdido el primer día buscando una habitación. Casi todos los recepcionistas de hotel de costa pueden contar historias de viajeros que llegan en agosto, de madrugada, y ofrecen dinero por ocupar un sofá en el salón. Mejor prevenir.

Conseguir el mejor precio es la otra pretensión que será dificil que consigas al viajar en verano a la aventura. Si hablamos de apartamentos, normalmente los dueños se los ceden a empresas para que se encarguen de alquilarlos y fijan el precio mínimo que quieren por él. Tanto si actúan así como si se encargan directamente del alquiler, el precio ya lo habrán bajado al mínimo unas semanas o días antes de la fecha. Es mejor dejarlo vacío que alquilarlo por debajo del coste. Además, ¿crees que no van a notarte en la cara la necesidad de encontrar un sitio para dormir?.

Respecto a los hoteles es algo que comentamos al hablar de las agencias de viaje. La mayoría de los hoteles venden a través de estos intermediarios, muchos de los cuales les piden que garanticen que les dan la tarifa mínima. Es decir, el hotel se compromete a no vender por debajo del precio que cobra la agencia a sus clientes. Por tanto no habrás ahorrado nada. Pero, además, te olvidas que no eres el único que ha llegado a recepción preguntando por una habitación libre de última hora. El recepcionista tiene una idea muy clara de la demanda que hay, como está la ocupación en destino y cuanto puede cobrar, por tanto es posible que llegues a pagar la tarifa oficial, la más cara.

Si esto no te convence, piensa que no todos los alojamientos son iguales, y los mejores se los quedan los previsores. Incluso los mejores hoteles tienen habitaciones que sólo se alquilan en caso de necesidad. Si tienes la suerte de poder elegir o te has equivocado de destino o no serás el que mejor lo haya hecho.

Foto | Flickr-Luipermom

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies