Visitar orfanatos

Imagen de Camboya

Actualmente son muchas las alternativas de turismo temático que existen, hay quienes eligen visitar bodegas, otros museos, hay quienes disfrutan estando en contacto con la naturaleza y hay quienes prefieren visitar orfanatos. Son muchas las personas que se muestran en contra de este tipo de turismo.

En Camboya existen aproximadamente 60 orfanatos, una cantidad realmente alta si pensamos que la ciudad tiene una población inferior a los 200 mil habitantes. Al llegar a uno de ellos, llamado ACODO, los visitantes tendrán la sensación de estar en cualquier lado menos en un hogar de niños. En el lugar realizan diferentes espectáculos de danzas clásicas para los visitantes, además de exponer una forma de vida que no es del todo grata si bien está cuidada para que no sea tan dura para el turista.

En este orfanato reciben a 74 niños y niñas a quienes brindan tres comidas diarias y les dan clases. Actualmente están buscando recaudar fondos para crear nuevas instalaciones y abrir un taller. Por esa razón invitan a las personas a visitar el lugar dejando que se interrumpa una clase y que se tomen fotografías a los niños.

Las viejas paredes exhiben las placas con los nombres de los donantes que permitieron la construcción del lugar, ellos operan exclusivamente con donaciones individuales, una forma de evitar el control de cualquier ONG internacional.

Los orfanatos hasta llegaron a realizar folletos para publicitarse que se encuentran en los hoteles de la ciudad, en donde anuncian sus espectáculos y horarios de visitas.

Desde organizaciones como Unicef se muestran en total desacuerdo con este tipo de visitas, hasta llegaron a generar un anuncio en que se les piden a los turistas que no acudan a estos lugares. Michael Horton, director de Concert señala que “El número de visitantes en el país se ha duplicado desde 2005, y lo mismo ha sucedido con la cifra de centros de acogida de menores. Curiosamente, en el mismo periodo el número de huérfanos camboyanos se ha reducido considerablemente”.

Desde Unicef señalan que solo uno de cuatro menores internados en orfanatos son huérfanos, estas organizaciones reclutan a pequeños de las zonas más pobresPara familias que tienen seis o siete hijos, muchos son una carga y deciden darlos al centro de acogida por comodidad. Creen que les están haciendo un favor, pero en el momento en el que abandonan la comunidad, su vulnerabilidad crece exponencialmente, y están expuestos a todo tipo de abusos”.

Entendemos que muchos turistas quieran conocer la realidad del país que van a visitar, muchas veces sucede que a los turistas se les muestra un paisaje que es muy diferente al que viven las personas que residen en el lugar. Pero debemos reflexionar si está bien que se recauden fondos en base a niños que viven en una extrema pobreza, y más aun cuando no existe ningún tipo de control del dinero recaudado. Nos gustaría saber si alguna vez realizaste este tipo de turismo y que sensación tuviste.

Vía | Sociedad El Pais
Foto | Flickr – Janejean

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR